Visor de contenido web

Violencia machista

Si sufres cualquier tipo de maltrato o de violencia ¡Pon fin a esta situación!

Si eres víctima de una agresión sexual ¡Pide ayuda cuanto antes!

Si estás en una situación de emergencia ¿qué puedes hacer?

Tienes a tu disposición los servicios y profesionales recogidos en la guía de recursos.
Los malos tratos y las agresiones sexuales, además de daños físicos, pueden producir graves  consecuencias psicológicas que generalmente requieren de ayuda especializada.
 

Descárgate la guía de recursos
Visor de contenido web
Visor de contenido web

¿Qué es violencia machista?

La violencia machista contra las mujeres es una violación de los derechos humanos, y una manifestación de las desiguales relaciones de poder y de la discriminación contra las mujeres.

Abarca toda violencia que se ejerza contra las mujeres, incluidas las niñas y adolescentes y las mujeres transexuales, por el hecho de ser mujeres.

La violencia se puede ejercer tanto por acción como por omisión, y los medios para ejercerla pueden ser físicos, psicológicos o económicos, incluidas las amenazas, intimidaciones y coacciones, que tengan como resultado un daño, sufrimiento o perjuicio físico, sexual, psicológico, social, socioeconómico o patrimonial.

 

Constituyen violencia machista contra las mujeres la violencia en la pareja o expareja, la intrafamiliar, la violencia sexual, el feminicidio, la trata de mujeres y niñas, la explotación sexual, la mutilación genital femenina, los matrimonios forzosos y otras prácticas tradicionales perjudiciales, la coacción o privación arbitraria de libertad, la tortura, la violencia institucional, el acoso, la violencia política de género, la violencia digital y en redes sociales, la obstétrica, la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos, así como cualquier otra forma de violencia que lesione o sea susceptible de lesionar la dignidad, la integridad o la libertad de las mujeres y niñas.

Todo ello, independientemente de que se produzcan en cualquier ámbito público o privado, lo que incluye, pero no se limita a, los ámbitos familiar, laboral, educativo, sanitario, deportivo y comunitario, los medios de comunicación, los espacios de ocio y festivos y el entorno virtual.

Se considera asimismo violencia machista contra las mujeres la violencia ejercida contra las personas que apoyan a las víctimas, así como la ejercida contra su entorno cercano o afectivo, especialmente contra los hijos e hijas u otros familiares, con la voluntad de afligir a la mujer.

 

Visor de contenido web